Cabeza sana busca cuerpo en buenas condiciones

En Vladimir, la ciudad donde vive el programador informático Valery Spiridonov, a 170 kilómetros de Moscú, su cruzada para que le trasplanten ya es oficial: cabeza sana busca cuerpo en buenas condiciones para vivir la vida que la maldita genética le ha robado. “Sé que no tengo derecho a elegir el cuerpo en el que me pondrían, sólo pido que sea un cuerpo de hombre… alguien con muerte cerebral que tenga sus órganos vitales sanos… O si no un criminal que haya sido condenado a muerte”, dice Valery desde el salón de su pequeño apartamento, donde vive con su madre. Desde ahí, escuchando los silbidos de los trenes de esta ciudad industrial, cuenta a Crónica sus razones para lanzarse a ser el primer humano al que se le trasplanta la cabeza a otro cuerpo: “He de hacerlo porque no tengo muchas opciones. Mi decisión es definitiva, no pienso cambiarla”.

Las posibilidades de éxito son escasas. Spiridonov contactó hace dos años con el cirujano italiano Sergio Canavero que llevará a cabo la operación. “No tengo medios para pagarla, pero me ofrezco voluntario a la ciencia para que prueben conmigo”, explica, consciente de los riesgos. Según le ha dicho Canavero, director del Grupo de Neuromodulación Avanzado de Turín, quienes sufren atrofia muscular espinal tendrán prioridad en la selección de pacientes para este tipo de cirugía.

Hay personas que buscan billetes de avión en internet para tomarse un descanso, pero en el caso del joven ruso Valery Spiridonov es su cabeza la que quiere irse lejos del desastre, dejando atrás un cuerpo que es un mal negocio.

De niño no le sirvió de mucho aprender a andar: tras dar sus primeros pasos empezó a perder la masa muscular de su cuerpo. Tiene 30 años y apenas se recuerda sin su silla de ruedas por culpa de la enfermedad de Werdnig-Hoffman, que afecta a las neuronas de la médula espinal y hace que la persona quede completamente inmovilizada. Su dolencia progresa con cada día que pasa, así que se ha puesto en manos de la ciencia para marcharse del saco de huesos maltratados que le tiene confinado. Desde Italia un médico ha contestado a su SOS, abriendo la posibilidad de conectar su cabeza a un cuerpo en condiciones.

Recostado en su silla de ruedas, Spiridonov lo ve muy claro: “La operación será un éxito pase lo que pase, o logro un cuerpo sano o aportaré datos muy relevantes para la ciencia”. La intervención es tan arriesgada que difícilmente se puede hacer legalmente. Por eso se ha dirigido al Kremlin para que retire las barreras legales y, de paso, las presupuestarias: “Quiero que Putin ajuste las leyes para operarme en Rusia, aunque estamos abiertos a propuestas en cualquier sitio”.

En su patria sus planes le han hecho popular en Vladimir, la ciudad donde trabaja como asesor de servicios sociales en el ayuntamiento y tiene una importante proyección política. Pero desde algunos sectores tradicionales como la Iglesia ortodoxa rusa han clamado contra el sacrilegio. Un conocido arcipreste, Vsevolod Chaplin, se ha llegado a cuestionar si “alguien a cuya cabeza le pongan otro cuerpo puede ser considerado totalmente una persona”.

En su silla de ruedas él se revuelve contra los dogmas: “No es una operación contra Dios, es un desafío científico como el vuelo de Gagarin, y alguien tiene que dar el paso hacia lo desconocido”. Además, añade, “la gente dona riñones, ¿por qué es un crimen trasplantar una cabeza?”.

El doctor Canavero le ha puesto nombre al proyecto: HeAVen(cielo). Es el resultado de juntar tres palabras que son mágicas para Spiridonov: Head (cabeza), anastomosis (unión de unos elementos anatómicos con otros) y Venture (misión).

Tiene poco que perder. Los médicos le han dicho que en su cuerpo actual no llegará a la vejez: “Claro que tengo miedo, pero para mí es una oportunidad de ser libre”. Y la familia, pese al vértigo de lo desconocido, está de su parte. En casa de los Spiridonov están acostumbrados a que la vida venga cuesta arriba. Su padre, militar, falleció hace tiempo y su madre -una psicóloga que lo ha preparado mentalmente para casi todo- tuvo que mudarse a un apartamento más pequeño para poder abonar las facturas. Con el tiempo el talentoso Spiridonov ganó lo suficiente para pagar a alguien que se ocupase de él: le alcanzase las cosas, le llevase al baño y le ayudase a moverse por la ciudad.

El hombre de la casa apenas levanta unos centímetros del suelo, y se mueve por los pasillos con un zumbido eléctrico omnipresente que recuerda a todos que Dios no ahoga, pero a algunos les aprieta un montón. “Mi familia me apoya porque saben que ahora no puedo ni darme la vuelta en la cama”.

Mientras se duerme o no, evita darle vueltas a cómo sería el día después. Podría tocarle un cuerpo gordo, un fumador o el de un tipo demasiado alto para él, que ha vivido tres décadas a ras del suelo. Estrenaría una nueva talla de zapatos. Sus dientes, sus empastes, seguirían allí, pero sus manos serían otras. Su cuerpo sería enterrado dos veces: el viejo tras la operación, y el nuevo cuando él muera. Son disquisiciones que no caben en su mente. Por la calle la gente le pregunta:

-Valery, ¿te podrás acostumbrar a un cuerpo nuevo?

-Me adaptaré, igual que me ha tocado acostumbrarme a un montón de cosas que ni te imaginas.

Su vida ha sido una sucesión de guerras perdidas y batallas ganadas. El mal que le afecta le toca a uno de cada 100.000. Aunque el 50% de los niños con atrofia muscular espinal no llega a superar el año de vida, Spiridonov ha conseguido terminar la universidad.

Mermada su capacidad de movimiento, buscó una salida en la informática. Los profesores venían a su casa a darle clase y se convirtió en una máquina de leer. Es un autodidacta que desde su hogar diseña gráficos para juegos de ordenador y software educativo. ¿Novia? No tiene, y lo proclama en las redes sociales. ¿Hobbies? Dice que no tiene tiempo pero se le puede ver por la ciudad comiendo sushi con amigos e incluso en fiestas de disfraces. “Ahora soy famoso hasta en la Antártida: es duro todo esto, pero así puedo hablar de la importancia de la ciencia y apoyar todas esas investigaciones que dejan de hacerse porque falta el coraje necesario o los lobbies impiden que se estudien soluciones nuevas”.

Hasta la fecha sus desafíos han sido a pie de calle, logrando que el ayuntamiento pusiese rampas en los pasos de peatones. Pero ahora ha encontrado una odisea “que me puede dar la libertad” y de paso “contribuir a saber cómo ayudar a personas que están peor que yo”.

La comunidad médica ha recibido su aventura con escepticismo, pues lo que sigue faltando hoy día “es la tecnología que permita la regeneración o la reconexión del sistema nervioso, y en ese sentido mi opinión es que se trata de una labor propagandística, de una manera de captar fondos para la investigación necesaria y útil de la regeneración de la médula espinal”, explica el doctor Luis Ley Urzaiz, jefe del servicio de Neurocirugía del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

Valery pasa buena parte del día delante del ordenador y ha leído las historias de aquellos monos a los que se les trasplantó la cabeza en los años 70: podían ver, oír y hasta morder… pero no moverse.

17-3-1970: se trasplanta la cabeza de un primate en EEUU.

¿Han cambiado las cosas o ha habido suficientes avances técnicos para que alguien como el doctor Canavero pueda pensar en que la cabeza trasplantada de Valery pueda conectarse a un cuerpo y hacerlo funcionar?

Biogel para unir la cabeza

El optimismo de Valery es granítico: “Entonces, cuando se probó con monos lo que yo quiero que me hagan, no tenían la tecnología que el doctor Canavero tiene ahora, un biogel (actuaría como adhesivo conectando la médula espinal del ruso con la del donante) que ya probó con una chica que había sufrido un accidente en 2008. Sé que él no es un charlatán y no empeñaría su prestigio en algo absurdo”, argumenta esperanzado este aspirante a ser el primer cefalonauta de la Historia. Él y su amigo Nikita se han puesto manos a la obra para viajar a un congreso en Illinois (EEUU) este verano, donde se presentaría su caso y empezarían lospreparativos para operar en 2017 o antes.

Aunque Valery necesite un milagro, no parece ser la clase de persona que cree en ellos. El paso de los años y el progresivo debilitamiento de sus músculos han ido inclinando su columna vertebral, y cada vez está más cerca del suelo y lejos de todo lo demás. Vive en un mundo donde nadie está contento con su cuerpo, pero a él le valdría el de cualquiera. Todos enganchados al móvil, que en su caso se acerca demasiado al límite de los 200 gramos que ahora mismo puede levantar. Y todos huyendo de una vejez que para él sería un lujo alcanzar. Por eso Valery se despide con un desafío desde su silla robotizada: “Todos deberían salir de su zona de confort como yo lo voy a hacer”.

Innovative Education with 3-D Neurosurgery Sessions

Innovative Education with 3-D Neurosurgery Sessions
Watch experts in action and refine your microsurgical technique with 3-D Neurosurgery Sessions at the 2015 CNS Annual Meeting, September 26–30, in New Orleans, Louisiana.

High-definition 3-D surgical videos enhance the step-by-step microsurgical instruction and technical review led by experts in the field. Don’t miss the tribute 3-D Neurosurgery Session for M. Gazi Yaşargil, hailed as one of the greatest neurosurgeons of the twentieth century, on Tuesday, September 28. Both of these 3-D Neurosurgery Sessions are included in your general admission to the CNS Annual Meeting.


3-D Neurosurgery Session: Techniques to Advance Safety and Efficacy of Microneurosurgery
Monday, September 28, 4:30 pm – 5:45 pm

Review the important technical and anatomic nuances for the successful management of complex cranial cases. Topics to be reviewed include surgical techniques and anatomy for both cranial and spinal vascular and neoplastic lesions.

3-D Neurosurgery Session: A Tribute to Yasargil: Global Microsurgery in 3-D
Tuesday, September 29, 4:30 pm – 5:45 pm

M. Gazi Yaşargil, MD, is hailed as one of the greatest neurosurgeons of the twentieth century. He has defined what is possible in neurosurgery, and then demonstrated how to achieve it, often with instruments of his own design. In this tribute course, experts will demonstrate microneurosurgical principles and techniques set by Yaşargil, reviewing the important technical and anatomic nuances for the successful management of complex cranial cases.

Register Now

Un neurocirujano demandará a Kojima y Konami por usar su imagen en Metal Gear Solid V

El neurocirujano Sergio Canavero, que pretende realizar el primer transplante de cabeza en la historia, guarda un curioso parecido físico con el doctor mostrado en el primer tráiler de ‘Metal Gear Solid V: The Phantom Pain’. Tan cercano es el parecido que ha decidido llevarlo a los tribunales. El doctor Sergio Canavero, de origen italiano, ha emprendido acciones legales contra el diseñador de videojuegos de Konami por una hipotética suplantación de identidad con fines comerciales. Esto ha suscitado en la red numerosas teorías conspiratorias sobre la posibilidad de que este supuesto doctor esté incluso vinculado a una estrategia viral pergeñada por la compañía de Hideo Kojima. Él lo niega y ha decidido dejarlo en manos de la justicia. Si realizamos una búsqueda de Sergio Canavero en Google es sencillo encontrar artículos científicos o noticias relacionadas con el transplante de cabeza centrados en las complicaciones que esto podría conllevar en el caso de su práctica. Si se indaga profundamente en el contenido, no es difícil establecer una relación con la última entrega de Metal Gear Solid, todavía en desarrollo. Una coincidencia la podemos encontrar en el hecho de que el doctor se ha autopublicado un libro titulado “Transplantes de cabeza y la búsqueda de la inmortalidad”, cuyos contenidos hacen referencias constantes a los temas tratados en Metal Gear Solid.

De hecho, el proyecto para realizar el transplante se llama ‘Gemini’, el mismo que el de un pareja de cyborgs de ‘Metal Gear Rising: Revengeance’. Otro dato interesante lo tenemos en el hecho de que Val Spiridonov, el paciente voluntario para el transplante de cabeza, haya trabajado como diseñador y animador 3D de videojuegos. Lo más curioso, es que si bien internet está plagado de artículos relacionados con Canavero, la mayoría proliferaron en 2013, el mismo año que se presentó Metal Gear Solid V. Es por ello que muchos aficionados no creen en su palabra y creen que su historia es falsa y que Kojima está detrás, en lugar de pensar que el diseñador de videojuegos se ha valido de su imagen y su investigación para documentar sus videojuegos.

Sin embargo, tal y como apuntan en webs como Vadejuegos, se pueden encontrar artículos de 2003 en la Red. Además, se han puesto en contacto directamente con él y Canavero asegura que ha informado “personalmente de esto a la policía italiana” y que sus abogados “iniciarán acciones legales contra Konami y Kojima”. Lo que está claro es que el parecido entre el neurocirujano y el personaje de MGS V (que apareció en el primer trailer) es enorme:

La Unidad de Neurocirugía de Cáceres realizan con éxito su primera intervención craneal

A la una de la madrugada de ayer lunes, la Unidad de Neurocirugía del Hospital San Pedro de Alcántara realizó su primera intervención craneal. Se trató de una operación de urgencia en un paciente de sesenta años, que había sufrido una caída fortuita. El 112 recibió un aviso de alerta importante, ya que el accidentado presentaba un traumatismo craneoencefálico grave.

La primera intervención craneal de la unidad del hospital cacereño fue realizada por los neurocirujanos Marta Ortega y Jacinto Mata, que estuvieron acompañados en el quirófano por dos enfermeras y dos anestesiólogos durante las cinco horas que duró la operación. Al cierre de esta edición, la evolución del paciente era favorable.

La Unidad de Neurocirugía del Hospital San Pedro de Alcántara entró en funcionamiento en enero de 2014. Hasta su inauguración, los pacientes debían desplazarse hasta el Hospital Infanta Cristina de Badajoz para intervenciones de esta naturaleza, con el consiguiente contratiempo para enfermos y familiares, sobre todo en el caso de intervenciones que requerían una hospitalización prolongada. En este sentido, el consejero de Salud y Política Social, Luis Alfonso Hernández Carrón, señaló durante la presentación del Servicio que esta segunda unidad que entraba en funcionamiento en la región permitía “una atención más dispersa y con mayor posibilidad de atención”. Desde el SES apuntaron también ayer que la puesta en marcha de este servicio en Cáceres supone brindar a los ciudadanos “una mayor seguridad y una disminución del riesgo porque tienen más próximos los servicios especialistas”.

Hasta la pasada madrugada, la unidad de Neurocirugía cacereña venía realizando consultas externas, guardias en urgencias y operaciones de columna programadas y de urgencia.

Con esta intervención craneal, la unidad de Neurocirugía completa la asunción de la práctica totalidad de las funciones que hasta ahora solo realizaban en el hospital Infanta Cristina de Badajoz. De hecho se estima que con su puesta en funcionamiento, el hospital pacense va a ver aliviada la presión sobre su servicio en cerca de dos centenares de pacientes. Según los datos facilitados por la Consejería, en 2014, la Unidad de Neurocirugía de Badajoz atendió 190 pacientes derivados del Hospital cacereño San Pedro de Alcántara, 148 con cita programada y 40 derivados desde el Servicio de Urgencias. A estos hay que sumar, los enfermos procedentes del Hospital Virgen de la Montaña, Ciudad de Coria o Virgen del Puerto, en Plasencia. Es decir, a los pacientes procedentes del norte de la región.

En la unidad cacereña prestan servicio tres especialistas neurocirujanos que han conseguido plaza en propiedad en las últimas oposiciones. En estos momentos, el Servicio Extremeño de Salud está trabajando para incorporar un cuarto cirujano al equipo.

La inauguración de la Unidad de Neurocirugía de Cáceres supuso el cumplimiento de “una vieja reivindicación”, declaró Hernández Carrón entonces. En el acto de su apertura, acompañaron al consejero la alcaldesa de la localidad, Elena Nevado, el gerente del SES, Joaquín García, y la gerente del área de salud de Cáceres, Purificación Hernández.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.