Archivos de la categoría Neurocirujanos

Almería exporta la ecografía de bolsillo usada en Torrecárdenas

La última tecnología está ya al servicio de los pacientes. Así lo ve el jefe de neurocirugía del hospital Torrecárdenas, José Masegosa, que asegura que Almería no sólo ha sido receptora de nuevas técnicas de cirugía, sino también exportadora. Un taller permitió, por ejemplo, dar a conocer el ecógrafo de bolsillo que Torrecárdenas utiliza desde hace dos años gracias al empuje del doctor Ginés López.
“Almería ha dejado patente que Torrecárdenas está, por lo menos, al mismo nivel de calidad asistencial que otros en España y el mundo”, asegura el que ha sido presidente del congreso. Masegosa explica cómo la ecografía, utilizada como uno de los métodos diagnósticos más comunes, se realiza habitualmente gracias a un aparataje pesado, instalado en Radiología, caro y que, para desplazarlo, es casi obligatorio hacerlo con ruedas.
Algo totalmente superado con una nueva tecnología que miniaturiza los ecógrafos y no sólo permite al especialista llevarlos en el bolsillo, sino que son más económicos.

Pioneros en Almería Ginés López, pionero en el ecógrafo de bolsillo, explicó durante el taller, al que asistieron más de un centenar de especialistas de diferentes puntos de España y también del extranjero, cómo esta nueva tecnología permite, incluso durante una operación de neurocirugía, hacer una ecografía sin mover al paciente. Procedimiento que ayuda al neurocirujano a llegar mejor al punto de operación y reducir mucho las lesiones “colaterales”.
Esta aplicación es solo una de las muchas que permite el ecógrafo de bolsillo, presentado como uno de los últimos avances en el Congreso celebrado en la capital al reducir costes y tiempos.

Se trata de las intervenciones mínimamente incisivas que reducen los riesgos y mejoran considerablemente la recuperación del paciente, recuerda Masegosa, que reconoce, no obstante, que todavía no se puede utilizar en todos los casos. Los hay que requieren de unas técnicas más complejas.
También como algo “revolucionario” se ha abordado en Almería la terapia celular e ingeniería tisular, que permitirá disminuir la cirugía de columna en muchos casos, ya que es una terapia con células madre. Está actualmente en investigación pero “ofrece un futuro prometedor”.

Apuesta por la formación Un trabajo que ha servido de ejemplo para muchos especialistas, señalan desde Torrecárdenas. Un complejo hospitalario cuya gerente, Francisca Antón, apuesta por la formación.
“Cuanta más formación se pueda traer a Almería, mejor para los profesionales sanitarios, pero también, para los usuarios”, insisten tanto ella como José Masegosa.
Y es que todo lo que se aprenda acaba por repercutir en la salud de los almerienses, confirma este neurocirujano que ha logrado reunir a “lo último” a nivel mundial en la capital almeriense.

El Jefe de Neurocirugía en Albacete denuncia que las listas de espera no coinciden

Calatayud denuncia que las cifras del SESCAM respecto a listas de espera “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

Según el SESCAM, el Jefe de Neurocirugía cuestiona estas listas de espera tras derivarse pacientes a una clínica distinta a la que trabaja

El jefe del Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Vicente Calatayud Pérez, ha denunciado que las cifras que ofrece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) respecto a listas de espera y al coste de las intervenciones de pacientes desplazados “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

En una carta escrita por este sanitario enviada a los medios, asegura que en el servicio de Neurocirugía del que es responsable hay una lista de espera en consultas externas “superior a los seis meses” mientras que la lista de espera quirúrgica programada en procesos sin focalidad motora “es superior al año”.

Denuncia también “discriminación” hacia los pacientes, puesto que, tal y como asegura, “a aquellos que se acogen a la Ley de Garantías” el Sescam da “instrucciones” para que sean “remitidos de nuevo a los servicios quirúrgicos de los que proceden” y se les acompaña con una nota de las gerencias respectivas para que “reciban un trato de favor en lugar de cumplirse la Ley”.

De esta forma, “ninguno de ellos es derivado a estas famosas clínicas privadas de Madrid” sino que “de nuevo son remitidos a los servicios, donde recibimos instrucciones de la Gerencia para que se intervengan en un tiempo no superior a 15 días”, asegura Calatayud.

Sin embargo, añade el jefe de Neurocirugía, el paciente que prefiere esperar a ser intervenido por los facultativos que le han diagnosticado “es excluido de las listas de espera, alegando que ha renunciado libremente a la posibilidad que el sistema le ofrece” y además “ya no puede reclamar porque ha rechazado la posibilidad que se le ofrecía”, algo que el Sescam ha desmentido “rotundamente”.

SESCAM AFEA LA CRÍTICA

De otro lado, fuentes del Sescam han indicado a Europa Press que esta crítica llega el mismo día que se ha firmado un acuerdo para derivar 150 pacientes de Neurocirugía a una clínica privada distinta a Capio, que era la habitual y donde también trabaja el doctor Calatayud.

Así, precisan desde el Servicio de Salud castellano-manchego que esta derivación se realiza porque las tarifas son inferiores, y lo habitual es trabajar manteniendo una calidad pero donde menos se cobre.

De este modo, han dicho que no es casual que las críticas del jefe de Neurocirugía de Albacete salgan a la luz el mismo día que se firma este acuerdo con el que el centro donde trabaja el doctor pierde 150 intervenciones.

Desde el Sescam han aprovechado para subrayar que la actividad ordinaria en los quirófanos de la región dentro de la jornada de trabajo normal ha aumentado en los últimos años, de manera que en 2010 solo se operaba en el turno de mañana al 23 por ciento de los pacientes y otro 33 por ciento se operaba mediante ‘peonadas’ o turnos extraordinarios que se realizaban por la tarde.

Sin embargo, tal y como aseguran desde el Sescam, en 2013 el número de operaciones realizadas en los turnos de mañana ha crecido notablemente hasta casi triplicarse, llegando casi al 60 por ciento del total de operaciones.

Sociedad de neurología y neurocirugía se queja de que nieguen cobertura

El presidente de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía, el neucirujano endovascular Luis Eduardo Suazo, se quejó de que la constante negativa de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para cubrir procedimientos diagnósticos y terapéuticos a sus afiliados está limitando la labor que realizan esos especialistas en el país.

“Nuestros médicos están capacitados para realizar los procedimientos y para ésto cuentan con costosos equipos y tecnologías, sin embargo las ARS niegan constantemente la cobertura porque está vigente un catálogo con términos y procedimientos anacrónicos, que la mayoría de los médicos egresados en los últimos 5 años ni han visto, ni mucho menos, han sido entrenados para éstos”, aseguró el especialista.

El doctor Suazo externó su preocupación al respecto durante su discurso de toma de posesión como nuevo presidente de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía, por el período 2014-2016.

Dijo que los especialistas de la neurología y la neurocirugía trabajan firmemente para aportar su granito de arena, con el objetivo de que los pacientes puedan acceder a estos procedimientos, pero que resulta ridículo, por ejemplo, que la primera angiografía fue realizada por el Dr. Egas Moniz en 1927, y que 87 años después los dominicanos “no podamos acceder a ésta por falta de cobertura del Seguro de Salud”

Agregó que lo mismo ocurre con los procedimientos mínimamente invasivos endoscópicos, funcionales, las embolizaciones, las cirugías funcionales, los diferentes accesos quirúrgicos a la base de cráneo y la radioneurocirugía.

“Se hace imprescindible elevar nuestra voz como sociedad, para que en los años venideros se mantenga el desarrollo de las neurociencias en el país”, señaló.

Al referirse a la gestión que desarrollará al frente de la sociedad especializada, el doctor Suazo aseguró que la educación continua será uno de los puntos fuertes y que todos los miembros de la actual directiva trabajarán en la certificación de los miembros activos de esa entidad.

Invitó a los que se encuentran pasivos a ponerse al día y a sumar sus conocimientos y experiencias. Dijo que igualmente se hace necesario el trabajo mancomunado en la elaboración de las diferentes normas y protocolos en el manejo de las enfermedades neurológicas y neuroquirúrgicas en el país.

Dichos procesos deberán ser presentados al Colegio Médico Dominicano y éste al Ministerio de Salud.

Reveló que está coordinando, junto a la Escuela de Medicina de la O&M, el curso “Manejo e Interpretación de Datos en Investigaciones Clínicas”. Este será impartido por el Dr. Eddy Pérez Then, único dominicano con Ph.D en Investigación, permitiendo a cada uno de nosotros un mejor entendimiento para la elaboración de trabajos científicos.

Informó que este año también se organizará el XXIII Congreso de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía. El mismo se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Paradisus Palma Real, Punta Cana.

El neurocirujano Antonio Huete cambia el quirófano de Torrecárdenas por Togo

Antonio Huete trabaja como neurocirujano en el hospital Torrecárdenas. El verano pasado viajó a Togo, donde lejos de sus pacientes habituales y de los recursos materiales y de infraestructura de Almería, se convirtió en el primer neurocirujano que operaba en el hospital San Juan de Dios, de la ciudad de Afagnan.
Lejos de sentirse desbordado por la cantidad de trabajo y la ausencia total de medios, África le enganchó y volverá en abril. Esta vez con el apoyo del servicio de ayuda humanitaria del complejo hospitalario almeriense, lo que se traduce no sólo en quince días de trabajo en Togo, sino también en material quirúrgico que llevará al país africano.
De su primera visita asegura que aprendió más de lo que pudo enseñar y de la que ya prepara confía en desarrollar no sólo una labor de cirugía propiamente dicha,sino también de formación de otros médicos.
“Tienen muchísimas ganas de aprender”, insiste este granadino de 38 años que lleva 6 viviendo en Almería. En su mochila a Togo no sólo se va a llevar muchas ganas de echar una mano, sino también su formación como neurólogo.
El año pasado se convirtió, sin pretenderlo, en el primer médico que practicaba la neurocirugía en el hospital de Afagnan. Allí nunca antes se había operado una espina bífida, dice.
Ahora, en otra zona más septentrional del país (zona de sabanas), estará acompañado por médicos de Murcia y la Comunidad Valenciana. Entre todos tratarán de llenar las muchas ganas que tienen en Togo de “absorber lo que llega de fuera con el mayor de los entusiasmos”.
“Algo que sería imposible sin el apoyo del jefe de neurocirugía, José Masegosa, y de todos los compañeros, además, de los responsables del hospital”, insiste este médico que ya sueña con África.