Archivos de la categoría Hospitales

Almería exporta la ecografía de bolsillo usada en Torrecárdenas

La última tecnología está ya al servicio de los pacientes. Así lo ve el jefe de neurocirugía del hospital Torrecárdenas, José Masegosa, que asegura que Almería no sólo ha sido receptora de nuevas técnicas de cirugía, sino también exportadora. Un taller permitió, por ejemplo, dar a conocer el ecógrafo de bolsillo que Torrecárdenas utiliza desde hace dos años gracias al empuje del doctor Ginés López.
“Almería ha dejado patente que Torrecárdenas está, por lo menos, al mismo nivel de calidad asistencial que otros en España y el mundo”, asegura el que ha sido presidente del congreso. Masegosa explica cómo la ecografía, utilizada como uno de los métodos diagnósticos más comunes, se realiza habitualmente gracias a un aparataje pesado, instalado en Radiología, caro y que, para desplazarlo, es casi obligatorio hacerlo con ruedas.
Algo totalmente superado con una nueva tecnología que miniaturiza los ecógrafos y no sólo permite al especialista llevarlos en el bolsillo, sino que son más económicos.

Pioneros en Almería Ginés López, pionero en el ecógrafo de bolsillo, explicó durante el taller, al que asistieron más de un centenar de especialistas de diferentes puntos de España y también del extranjero, cómo esta nueva tecnología permite, incluso durante una operación de neurocirugía, hacer una ecografía sin mover al paciente. Procedimiento que ayuda al neurocirujano a llegar mejor al punto de operación y reducir mucho las lesiones “colaterales”.
Esta aplicación es solo una de las muchas que permite el ecógrafo de bolsillo, presentado como uno de los últimos avances en el Congreso celebrado en la capital al reducir costes y tiempos.

Se trata de las intervenciones mínimamente incisivas que reducen los riesgos y mejoran considerablemente la recuperación del paciente, recuerda Masegosa, que reconoce, no obstante, que todavía no se puede utilizar en todos los casos. Los hay que requieren de unas técnicas más complejas.
También como algo “revolucionario” se ha abordado en Almería la terapia celular e ingeniería tisular, que permitirá disminuir la cirugía de columna en muchos casos, ya que es una terapia con células madre. Está actualmente en investigación pero “ofrece un futuro prometedor”.

Apuesta por la formación Un trabajo que ha servido de ejemplo para muchos especialistas, señalan desde Torrecárdenas. Un complejo hospitalario cuya gerente, Francisca Antón, apuesta por la formación.
“Cuanta más formación se pueda traer a Almería, mejor para los profesionales sanitarios, pero también, para los usuarios”, insisten tanto ella como José Masegosa.
Y es que todo lo que se aprenda acaba por repercutir en la salud de los almerienses, confirma este neurocirujano que ha logrado reunir a “lo último” a nivel mundial en la capital almeriense.

El Jefe de Neurocirugía en Albacete denuncia que las listas de espera no coinciden

Calatayud denuncia que las cifras del SESCAM respecto a listas de espera “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

Según el SESCAM, el Jefe de Neurocirugía cuestiona estas listas de espera tras derivarse pacientes a una clínica distinta a la que trabaja

El jefe del Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Vicente Calatayud Pérez, ha denunciado que las cifras que ofrece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) respecto a listas de espera y al coste de las intervenciones de pacientes desplazados “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

En una carta escrita por este sanitario enviada a los medios, asegura que en el servicio de Neurocirugía del que es responsable hay una lista de espera en consultas externas “superior a los seis meses” mientras que la lista de espera quirúrgica programada en procesos sin focalidad motora “es superior al año”.

Denuncia también “discriminación” hacia los pacientes, puesto que, tal y como asegura, “a aquellos que se acogen a la Ley de Garantías” el Sescam da “instrucciones” para que sean “remitidos de nuevo a los servicios quirúrgicos de los que proceden” y se les acompaña con una nota de las gerencias respectivas para que “reciban un trato de favor en lugar de cumplirse la Ley”.

De esta forma, “ninguno de ellos es derivado a estas famosas clínicas privadas de Madrid” sino que “de nuevo son remitidos a los servicios, donde recibimos instrucciones de la Gerencia para que se intervengan en un tiempo no superior a 15 días”, asegura Calatayud.

Sin embargo, añade el jefe de Neurocirugía, el paciente que prefiere esperar a ser intervenido por los facultativos que le han diagnosticado “es excluido de las listas de espera, alegando que ha renunciado libremente a la posibilidad que el sistema le ofrece” y además “ya no puede reclamar porque ha rechazado la posibilidad que se le ofrecía”, algo que el Sescam ha desmentido “rotundamente”.

SESCAM AFEA LA CRÍTICA

De otro lado, fuentes del Sescam han indicado a Europa Press que esta crítica llega el mismo día que se ha firmado un acuerdo para derivar 150 pacientes de Neurocirugía a una clínica privada distinta a Capio, que era la habitual y donde también trabaja el doctor Calatayud.

Así, precisan desde el Servicio de Salud castellano-manchego que esta derivación se realiza porque las tarifas son inferiores, y lo habitual es trabajar manteniendo una calidad pero donde menos se cobre.

De este modo, han dicho que no es casual que las críticas del jefe de Neurocirugía de Albacete salgan a la luz el mismo día que se firma este acuerdo con el que el centro donde trabaja el doctor pierde 150 intervenciones.

Desde el Sescam han aprovechado para subrayar que la actividad ordinaria en los quirófanos de la región dentro de la jornada de trabajo normal ha aumentado en los últimos años, de manera que en 2010 solo se operaba en el turno de mañana al 23 por ciento de los pacientes y otro 33 por ciento se operaba mediante ‘peonadas’ o turnos extraordinarios que se realizaban por la tarde.

Sin embargo, tal y como aseguran desde el Sescam, en 2013 el número de operaciones realizadas en los turnos de mañana ha crecido notablemente hasta casi triplicarse, llegando casi al 60 por ciento del total de operaciones.

El neurocirujano Antonio Huete cambia el quirófano de Torrecárdenas por Togo

Antonio Huete trabaja como neurocirujano en el hospital Torrecárdenas. El verano pasado viajó a Togo, donde lejos de sus pacientes habituales y de los recursos materiales y de infraestructura de Almería, se convirtió en el primer neurocirujano que operaba en el hospital San Juan de Dios, de la ciudad de Afagnan.
Lejos de sentirse desbordado por la cantidad de trabajo y la ausencia total de medios, África le enganchó y volverá en abril. Esta vez con el apoyo del servicio de ayuda humanitaria del complejo hospitalario almeriense, lo que se traduce no sólo en quince días de trabajo en Togo, sino también en material quirúrgico que llevará al país africano.
De su primera visita asegura que aprendió más de lo que pudo enseñar y de la que ya prepara confía en desarrollar no sólo una labor de cirugía propiamente dicha,sino también de formación de otros médicos.
“Tienen muchísimas ganas de aprender”, insiste este granadino de 38 años que lleva 6 viviendo en Almería. En su mochila a Togo no sólo se va a llevar muchas ganas de echar una mano, sino también su formación como neurólogo.
El año pasado se convirtió, sin pretenderlo, en el primer médico que practicaba la neurocirugía en el hospital de Afagnan. Allí nunca antes se había operado una espina bífida, dice.
Ahora, en otra zona más septentrional del país (zona de sabanas), estará acompañado por médicos de Murcia y la Comunidad Valenciana. Entre todos tratarán de llenar las muchas ganas que tienen en Togo de “absorber lo que llega de fuera con el mayor de los entusiasmos”.
“Algo que sería imposible sin el apoyo del jefe de neurocirugía, José Masegosa, y de todos los compañeros, además, de los responsables del hospital”, insiste este médico que ya sueña con África.

Buenas Noticias desde el Hospital 12 de Octubre de Madrid

El hospital 12 de Octubre ha destacado en su balance anual de 2013, su designación como centro de referencia nacional en neurocirugía pediátrica compleja por el  Consejo Interterritorial ,  así como la participación del hospital en la creación del llamado ‘nodo 2′ de Neurointervencionismo en Madrid.

Junto a los hospitales Clínico Universitario San Carlos y Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda, este nodo presta atención a pacientes derivados de las unidades de ictus de sus áreas de influencia para la práctica de fibrinolisis intraarterial o trombectomía mecánica.

Ha desarrollado un programa informático para mejorar la atención de los pacientes de la unidad de dolor agudo postoperatorio en adultos.

El hospital 12 de Octubre invirtió 489.707 euros en modernización de infraestructuras relativas al ámbito tecnológico y de la información y desarrolló un plan de formación en historia clínica electrónica en el que se formaron 1.040 profesionales de enfermería y 888 médicos.

En lo que se refiere a investigación, el Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12 ha contado con un presupuesto de más de ocho millones de euros para 2013 y iniciado el desarrollo de su plan Estratégico 2014-2018.

Además, el i+12 ocupó el quinto puesto en la clasificación nacional de hospitales investigadores y el segundo de la Comunidad de Madrid, con 253 publicaciones en primer DECIL, 7.931 citas y 10,14 citas por documento, según el ranking elaborado por el Instituto de Salud Carlos III.

El accidente en Santiago de Compostela disparó los casos extraños de neurocirugía

El suceso causó heridas muy graves y algunas poco frecuentes que exigieron un mayor esfuerzo en el personal del hospital

El accidente del tren Alvia en Angrois causó heridas muy graves y algunas poco frecuentes que exigieron un mayor esfuerzo en el personal del hospital. Neurocirugía del Clínico compostelano atendió a 22 pacientes, de quienes 18 precisaron cuidados intensivos, y 5 fueron operados de fracturas craneales abiertas, y contusiones hemorrágicas cerebrales. María Rico y Lara Pita, especialistas del servicio, presentaron en un reciente congreso un estudio sobre esa experiencia.
«Las lesiones de viajeros del tren que vimos son como las del choque de un coche a más de 180 kilómetros por hora sin cinturón de seguridad, sin casco, sin airbag y sin nada. Salieron disparados y colisionaron contra las paredes del vagón y objetos que había por el medio», afirma el neurocirujano Alfredo García Allut.
Lesiones de semejante gravedad «eran más habituales antes de que apareciesen normas estrictas de tráfico, como la del uso del cinturón de seguridad; y mejoras en los vehículos como los airbag, los frenos con ABS y otras; o cuando se circulaba en motos sin casco. Entonces veíamos más. Pero los últimos años la cantidad de patología craneoencefálica traumática en relación con accidentes de tráfico ha disminuido significativamente», agrega García Allut.
La mayor parte de los pacientes que trataron «eran politraumatizados», recuerda María Rico. Presentaban fracturas de extremidades y de raquis, heridas abiertas, traumas torácicos «y eran además pacientes inestables, lo que obligó a ingresar a la mayoría en la UCI», indica.
Los neurocirujanos trataron siete fracturas de cóndilo occipital «que se dan en accidentes de alta energía, y no teníamos experiencia de un accidente de esta magnitud en Santiago para haber visto una serie tan acumulada en poco tiempo», sostiene.