Archivos de la categoría Gestion

La Comisión Nacional de Neurocirugía en España dimitirá con el proyecto troncal actual

Enrique Urculo, presidente de la comisión nacional de la especialidad y también de la Sociedad Española de Neurocirugía (Senec) señala que “la Comisión Nacional de Neurocirugía dimitirá en bloque si el decreto de troncalidad no recoge que la especialidad requiere un plan formativo de seis años”.

URCULO

Enrique Urculo, presidente de la CN de Neurocirugía y de la Senec. (DM)

“La Comisión Nacional de Neurocirugía dimitirá en bloque si el decreto de troncalidad no recoge que la especialidad requiere un plan formativo de seis años -con un periodo específico de cuatro- y si no se la excluye del tronco quirúrgico, ya que ello es claramente perjudicial para la formación del neurocirujano”. Así de contundente se muestra Enrique Urculo, presidente de la comisión nacional de la especialidad y también de la Sociedad Española de Neurocirugía (Senec), cuando se le pregunta por su especialidad dentro del proyecto troncal, que en estos momentos está a falta de remitirse al Consejo de Ministros. “Con dos años de formación común para el futuro neurocirujano y sólo tres de formación específica, es difícil que el residente de Neurocirugía adquiera las competencias necesarias”.

Competencias
Urculo recuerda que, como respuesta a las demandas de la Neurocirugía española (se enviaron siete alegaciones contra el proyecto de troncalidad), el año pasado el Ministerio de Sanidad encargó a la comisión nacional la elaboración de “un novedoso programa docente basado en competencias, que exigirá acreditar de nuevo las unidades docentes y permitirá gestionar mejor la oferta anual de las plazas MIR desde la comisión nacional”. El programa docente, que se envió el pasado agosto a la Dirección General de Ordenación Profesional, “contempla extender a seis años la formación MIR, con un periodo específico en Neurocirugía de cuatro años”. Pero a pesar de la premura en el encargo de la nueva propuesta docente, Neurocirugía desconoce si ésta se va a incorporar en el real decreto.

También se queja de que no sabe cuántas de sus alegaciones se han incluido en el texto ministerial y cuál es el alcance del dictamen emitido por el Consejo de Estado.

Ante esta situación, Urculo apunta que los neurocirujanos no están dispuestos a formar nuevos residentes si se mantienen las actuales condiciones que propone el proyecto de troncalidad. “La mayoría de los jefes de servicio han dicho que dejarán de formar a futuros MIR en Neurocirugía”.

También explica que “ya hay paro en la especialidad y que todos los neurocirujanos salientes de la última promoción van a estar parados, con contratos temporales o en el extranjero”.

El Jefe de Neurocirugía en Albacete denuncia que las listas de espera no coinciden

Calatayud denuncia que las cifras del SESCAM respecto a listas de espera “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

Según el SESCAM, el Jefe de Neurocirugía cuestiona estas listas de espera tras derivarse pacientes a una clínica distinta a la que trabaja

El jefe del Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, Vicente Calatayud Pérez, ha denunciado que las cifras que ofrece el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) respecto a listas de espera y al coste de las intervenciones de pacientes desplazados “de ninguna forma coinciden” con las que manejan los profesionales.

En una carta escrita por este sanitario enviada a los medios, asegura que en el servicio de Neurocirugía del que es responsable hay una lista de espera en consultas externas “superior a los seis meses” mientras que la lista de espera quirúrgica programada en procesos sin focalidad motora “es superior al año”.

Denuncia también “discriminación” hacia los pacientes, puesto que, tal y como asegura, “a aquellos que se acogen a la Ley de Garantías” el Sescam da “instrucciones” para que sean “remitidos de nuevo a los servicios quirúrgicos de los que proceden” y se les acompaña con una nota de las gerencias respectivas para que “reciban un trato de favor en lugar de cumplirse la Ley”.

De esta forma, “ninguno de ellos es derivado a estas famosas clínicas privadas de Madrid” sino que “de nuevo son remitidos a los servicios, donde recibimos instrucciones de la Gerencia para que se intervengan en un tiempo no superior a 15 días”, asegura Calatayud.

Sin embargo, añade el jefe de Neurocirugía, el paciente que prefiere esperar a ser intervenido por los facultativos que le han diagnosticado “es excluido de las listas de espera, alegando que ha renunciado libremente a la posibilidad que el sistema le ofrece” y además “ya no puede reclamar porque ha rechazado la posibilidad que se le ofrecía”, algo que el Sescam ha desmentido “rotundamente”.

SESCAM AFEA LA CRÍTICA

De otro lado, fuentes del Sescam han indicado a Europa Press que esta crítica llega el mismo día que se ha firmado un acuerdo para derivar 150 pacientes de Neurocirugía a una clínica privada distinta a Capio, que era la habitual y donde también trabaja el doctor Calatayud.

Así, precisan desde el Servicio de Salud castellano-manchego que esta derivación se realiza porque las tarifas son inferiores, y lo habitual es trabajar manteniendo una calidad pero donde menos se cobre.

De este modo, han dicho que no es casual que las críticas del jefe de Neurocirugía de Albacete salgan a la luz el mismo día que se firma este acuerdo con el que el centro donde trabaja el doctor pierde 150 intervenciones.

Desde el Sescam han aprovechado para subrayar que la actividad ordinaria en los quirófanos de la región dentro de la jornada de trabajo normal ha aumentado en los últimos años, de manera que en 2010 solo se operaba en el turno de mañana al 23 por ciento de los pacientes y otro 33 por ciento se operaba mediante ‘peonadas’ o turnos extraordinarios que se realizaban por la tarde.

Sin embargo, tal y como aseguran desde el Sescam, en 2013 el número de operaciones realizadas en los turnos de mañana ha crecido notablemente hasta casi triplicarse, llegando casi al 60 por ciento del total de operaciones.

Sociedad de neurología y neurocirugía se queja de que nieguen cobertura

El presidente de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía, el neucirujano endovascular Luis Eduardo Suazo, se quejó de que la constante negativa de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) para cubrir procedimientos diagnósticos y terapéuticos a sus afiliados está limitando la labor que realizan esos especialistas en el país.

“Nuestros médicos están capacitados para realizar los procedimientos y para ésto cuentan con costosos equipos y tecnologías, sin embargo las ARS niegan constantemente la cobertura porque está vigente un catálogo con términos y procedimientos anacrónicos, que la mayoría de los médicos egresados en los últimos 5 años ni han visto, ni mucho menos, han sido entrenados para éstos”, aseguró el especialista.

El doctor Suazo externó su preocupación al respecto durante su discurso de toma de posesión como nuevo presidente de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía, por el período 2014-2016.

Dijo que los especialistas de la neurología y la neurocirugía trabajan firmemente para aportar su granito de arena, con el objetivo de que los pacientes puedan acceder a estos procedimientos, pero que resulta ridículo, por ejemplo, que la primera angiografía fue realizada por el Dr. Egas Moniz en 1927, y que 87 años después los dominicanos “no podamos acceder a ésta por falta de cobertura del Seguro de Salud”

Agregó que lo mismo ocurre con los procedimientos mínimamente invasivos endoscópicos, funcionales, las embolizaciones, las cirugías funcionales, los diferentes accesos quirúrgicos a la base de cráneo y la radioneurocirugía.

“Se hace imprescindible elevar nuestra voz como sociedad, para que en los años venideros se mantenga el desarrollo de las neurociencias en el país”, señaló.

Al referirse a la gestión que desarrollará al frente de la sociedad especializada, el doctor Suazo aseguró que la educación continua será uno de los puntos fuertes y que todos los miembros de la actual directiva trabajarán en la certificación de los miembros activos de esa entidad.

Invitó a los que se encuentran pasivos a ponerse al día y a sumar sus conocimientos y experiencias. Dijo que igualmente se hace necesario el trabajo mancomunado en la elaboración de las diferentes normas y protocolos en el manejo de las enfermedades neurológicas y neuroquirúrgicas en el país.

Dichos procesos deberán ser presentados al Colegio Médico Dominicano y éste al Ministerio de Salud.

Reveló que está coordinando, junto a la Escuela de Medicina de la O&M, el curso “Manejo e Interpretación de Datos en Investigaciones Clínicas”. Este será impartido por el Dr. Eddy Pérez Then, único dominicano con Ph.D en Investigación, permitiendo a cada uno de nosotros un mejor entendimiento para la elaboración de trabajos científicos.

Informó que este año también se organizará el XXIII Congreso de la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía. El mismo se llevará a cabo en el Centro de Convenciones Paradisus Palma Real, Punta Cana.

Listado de verificación sobre seguridad quirúrgica en Neurocirugía

Las complicaciones de los procedimientos diagnósticos y procedimientos terapéuticos, así como los errores asociados a éstos, son una causa importante de morbilidad. En un intento de minimizarlos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha propuesto una serie de medidas aplicables tanto a pacientes médicos como quirúrgicos. Entre estas últimas destaca la lista de verificación quirúrgica (LVQ), un breve cuestionario que, sin incrementar el gasto hospitalario, resulta accesible a todos los centros quirúrgicos y es adaptable a las necesidades de cada uno de ellos.

Objetivos: Valorar la efectividad de la implantación de la LVQ de la OMS modificada en la mejora de la seguridad del paciente neuroquirúrgico y de la calidad de su atención en un hospital universitario de tercer nivel.

Material y métodos: La LVQ fue aplicada a una serie de 400 cirugías programadas entre mayo de 2009 y mayo de 2010. Durante los primeros 6 meses se realizaron 183 procedimientos quirúrgicos (grupo 1). Los incidentes detectados durante este período fueron sometidos a un análisis causa-raíz (ACR), introduciéndose medidas correctoras de acuerdo con sus resultados. Doscientas diecisiete cirugías fueron realizadas en los 6 meses posteriores (grupo 2).

Resultados: Aparecieron 51 incidencias que afectaron a 44 procedimientos (11%). El 88,2% de estas incidencias pudieron ser subsanadas precozmente, sin repercusión sobre la cirugía. En el grupo 1 se produjeron incidencias en el 15,3% de las intervenciones. El ACR demostró causas-raíz de origen humano en el 37,8%, problemas de equipamiento y material en el 29,7%, y causas organizativas en el 21,6%. En el grupo 2 se detectaron incidencias en el 7,4% de los procedimientos (p = 0,01). Las medidas correctoras previnieron la aparición de eventos perioperatorios en una de cada 13 intervenciones.

Conclusiones: La LVQ es una herramienta efectiva a la hora de mejorar la seguridad del paciente neuroquirúrgico y puede implantarse en los servicios quirúrgicos de cualquier hospital sin incrementar los gastos hospitalarios ni alargar el tiempo quirúrgico 1).

La comunicación entre el cirujano y el anestesiólogo mejoró, y las cuestiones relacionadas con la seguridad estaban mejor cubiertos cuando se utilizó la lista de verificación.

Los reingresos no planificados se redujeron de un 25% a 10% después de la puesta en práctica (p = 0,02).

Las complicaciones de la herida disminuyeron de un 19% a 8% (p = 0,04). La consistencia de la documentación del diagnóstico y el procedimiento mejoraron 2).

Listado

2) Lepänluoma M, Takala R, Kotkansalo A, Rahi M, Ikonen TS. Surgical safety checklist is associated with improved operating room safety culture, reduced wound complications and unplanned readmissions in a pilot study in neurosurgery. Scand J Surg. 2013 Dec 17. [Epub ahead of print] PubMed PMID: 24345978.