All posts by administrator

Neurocirugía del Hospital General de Valencia introduce nuevas técnicas y elimina la lista de espera

Se ha implantado una novedosa técnica para pacientes en grave riesgo vital o déficit neurológico irreversible
Se ha mejorado la calidad asistencial y la seguridad clínica y se han reducido las infecciones y la mortalidad
El servicio de Neurocirugía del Hospital General de Valencia, liderado por Vicente Vanaclocha, ha incorporado de una serie de técnicas novedosas, ha mejorado los indicadores de calidad asistencial y ha eliminado la lista de espera, ya que se operan todos los pacientes antes de que termine el mes.

Una de las técnicas quirúrgicas que ha implantado recientemente en el servicio es el bypass extra-intracraneal para el tratamiento de aneurismas complejos.

El aneurisma cerebral es una dilatación anormal en la pared de un vaso sanguíneo, generalmente una arteria, y los síntomas se producen cuando esta dilatación comprime la estructura del cerebro. Para ello, existían dos alternativas de tratamiento: el tratamiento endovascular (introducir stents –como un muelle– o prótesis a través de un catéter) y la cirugía convencional.

Pero hay casos e los que, debidos a su complejidad, incluso los tratamientos endovasculares no están indicados. Según explica el Vanaclocha, “la alternativa de tratamiento que hemos implantado en el Hospital General consiste en una intervención quirúrgica que permite extraer una arteria o vena de otra parte del cuerpo del paciente para poner un bypass en ese vaso dañado. Es decir, implantar una arteria desde antes de llegar el aneurisma hasta después de pasar el mismo para que el cerebro siga recibiendo su necesario aporte sanguíneo. De este modo, el aneurisma cerebral queda excluido de la circulación sanguínea y con ello se resuelve el problema que acarrea”.

Esta técnica, de gran complejidad, requiere mucho entrenamiento quirúrgico y permite el tratamiento de pacientes que de otra manera están abocados a un déficit neurológico severo o incluso a la muerte.

Cirugía sin espera
El servicio de Neurocirugía ha incrementado la actividad quirúrgica, ha mejorado la calidad asistencial y los resultados de morbi y mortalidad. “Actualmente no tenemos lista de espera, esto significa que antes de que termine el mes operamos todo lo que tenemos”, añade Vanaclocha.

Además, se han reducido las infecciones quirúrgicas gracias a que se ha testado al equipo quirúrgico y se testa a cada uno de los pacientes para detectar si tienen estrafilococos resistentes en la nariz y “limpiarlos” para evitar infecciones por este tipo de bacteria durante la intervención.

Esta gestión eficiente repercute en un beneficio directo del paciente, que tiene un rápido acceso a la cirugía y una mayor seguridad quirúrgica y calidad asistencial. Y también repercute en la economía del hospital, ya que al disminuir las infecciones se disminuye el gasto farmacéutico. La mejor gestión de los recursos del servicio ha permitido un ahorro de 500.000 euros en 2012 respecto al año anterior.

Vicente Vanaclocha Vanaclocha
Se licenció con sobresaliente en la Universitat de València, es doctor en Medicina (apto cum laude) y especialista en Neurocirugía.

En 1983 hizo la residencia en Neurocirugía en el Clínico. En 1998 se incluyó en el Medical Register de Inglaterra (donde convalida su título en Reino Unido y países de la Commonwealth) y trabajó como médico adjunto de Neurocirugía en el Hospital Groote Schuur de la Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

En 1989 ingresó en la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra, de la que será jefe clínico en 1996 y jefe del servicio de Neurocirugía en 1999. Durante siete años fue profesor asociado de Neurocirugía de esta universidad.

Desde octubre de 1999 a 2002 fue jefe del servicio de Neurocirugía del Hospital San Jaime (Torrevieja). Y a partir del 15 de septiembre de 2011 se consolida como jefe de servicio de Neurocirugía del Hospital General de Valencia, donde ha introducido cambios significativos para un mejor servicio.

Nuevo presidente de la AANS

El profesor de la cátedra de neurocirugía de la universidad de UTAH , William T. Couldwell, MD, Ph.D., ha sido nombrado presidente de la Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos para el periodo 2013-2014.

300 publicaciones, más de 85 capítulos de libros, 70 resúmenes y edición de  varios libros, avalan su renombre internacional.

Ha sido miembro de los consejos editoriales de varias revistas profesionales.

Recibió su título de médico y doctor en Neuroinmunología / biología molecular de la Universidad de McGill, Montreal, realizó su residencia de neurocirugía en la Universidad del Sur de California, y luego se desempeñó como miembro clínico en McGill.

Se incorporó a la Universidad como presidente del departamento de neurocirugía en 2001.

Sus intereses clínicos incluyen el tratamiento quirúrgico de la epilepsia, la neuro-oncología, tumores de la hipófisis, la base del cráneo y  la neurocirugía cerebrovascular.

Página WEB del Servicio

Datos de neurocitoma central

Bajo el auspicio de la Sociedad Francesa de Neurocirugía se han analizado los resultados de 82 pacientes operados entre 1984 y 2008, con una mediana de seguimiento de 61 meses (rango, 6-96 meses). La resección total se logró en el 48% de los pacientes, y la resección subtotal en el 52%. La tasa de supervivencia global a los 5 años fue del 93,8% (IC, 93,7-93,9 95%). La tasa de supervivencia libre de progresión a los 5 años fue de 92,1% (IC del 95%: 91,90 a 92,2) en los pacientes con resección total, en comparación con el 55,3% (IC del 95% 55,1-55,5) en los pacientes con resección subtotal (p = 0,01) . La tasa global de complicaciones perioperatorias fue del 66%. Las principales causas de incapacidad postoperatoria fue algún grado de parálisis postoperatoria y / o afasia (39%), trastornos de la memoria (29%) e hidrocefalia (26%). La resección total no se asoció con una mayor tasa de complicaciones postoperatorias en comparación con la subtotal. Al final del seguimiento, el Karnofsky Performance Score fue al menos igual a 80 para el 90,6% de los pacientes evaluados 1)

1) Lubrano V, François P, Loundou A, Vasiljevic A, Roche PH; French Society of Neurosurgery. Outcomes after surgery for central neurocytoma: results of a French multicentre retrospective study. Acta Neurochir (Wien). 2013 Jul;155(7):1261-9. doi: 10.1007/s00701-013-1732-y. Epub 2013 May 21. PubMed PMID: 23689966.

El uso de ‘Avastin’ (Roche) permite retrasar casi un año la progresión del glioblastoma

El uso del tratamiento biológico de Roche bevacizumab, comercializado como ‘Avastin’, ha demostrado que puede retrasar en más de 10 meses la progresión del glioblastoma, el tumor cerebral más agresivo, en pacientes recién diagnosticados, más de cuatro meses de lo que consigue el tratamiento estándar.

Así se desprende de los resultados del estudio en fase III ‘Avaglio’, que ha contado con 921 pacientes y la participación de siete hospitales españoles, presentados en la reunión anual que la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO, en sus siglas en inglés) celebra estos días en Chicago (Estados Unidos).

El actual tratamiento estándar de este tumor se basa en cirugía o biopsia, radioterapia y quimioterapia (temozolomida) seguido de quimioterapia en solitario. Con estas opciones, en la mayoría de pacientes el tumor progresa al cabo de seis meses de recibir la primera terapia y la supervivencia no supera los 15 meses desde el momento del diagnóstico.

Por ello, en el estudio se probó a añadir la terapia antiangiogénica con bevacizumab al tratamiento con radioterapia y temozolomida, y se obsevó que el riesgo de empeorar o fallecer se redujo un 36 por ciento.

Además, la supervivencia libre de progresión fue de 10,6 meses, 4,4 meses más de media de lo que se consigue con la terapia estándar (6,2 meses).

El jefe de Neuro-Oncología de HM Hospitales, Cristóbal Belda, ha explicado la “relevancia absoluta” de este avance ya que “hasta la fecha sólo el 50 por ciento de los pacientes con glioblastoma multiforme conseguía superar la barrera de los 6 meses de supervivencia libre de progresión”.

“Ahora, al añadir bevacizumab al tratamiento, ese mismo 50 por ciento alcanzará sin problema una supervivencia por encima de los 9 meses”, según reconoce.

Además, destaca que “desde hace 8 años no se ha conseguido identificar ni un solo fármaco capaz de mejorar la supervivencia de los pacientes con tumores cerebrales”.

SUSPENDER EL USO DE CORTICOSTEROIDES

Por otro lado, otro de los aspectos del estudio mejor valorados por los especialistas es la posibilidad de que los pacientes pueden suspender el uso de corticosteroides.

Según Carmen Balañá, del Instituto Catalán de Oncología de Badalona (Barcelona) y coordinadora nacional del estudio en España, “lograr que un paciente pueda prescindir de la cortisona supone un beneficio absolutamente esencial”.

“Los corticosteroides producen iatrogenia, es decir, provocan que el paciente experimente una enfermedad secundaria que conlleva un trastorno físico importante: obesidad, pérdida de masa ósea, fragilidad capilar, trastornos de carácter. Les produce además una destrucción de parte del músculo y eso obliga a que se vean necesitados de ayuda para subir escaleras, levantarse, etcétera”, ha destacado.

Por otro lado, una revisión de un comité independiente ha analizado la supervivencia global (SG) y ha observado que no se han conseguido diferencias significativas entre ambos brazos de tratamiento, ya que la mediana de supervivencia fue similar en ambos brazos (16,8 frente a 16,7 meses).

En relación a la seguridad, no se han observado eventos o efectos adversos desconocidos respecto a estudios anteriores con bevacizumab en otros tumores (mama, colon, pulmón, riñón u ovario).

Los hospitales españoles participantes en el estudio ‘Avaglio’ son el Germans Trias i Pujol de Badalona, el Instituto Catalán de Oncología (ICO) de Hospitalet, el Clínic y el Sant Pau de Barcelona, el Hospital General Universitario de Valencia, el Ramón y Cajal y La Paz de Madrid, y el Carlos Haya de Málaga.

Neurocirujano pediátrico premiado por importantes contribuciones a la investigación en epilepsia

Dr. Gary Mathern, director del Programa de Cirugía de Epilepsia Pediátrica de la UCLA en el Hospital de Niños Mattel, recibió el Premio Embajador de la epilepsia por el International Bureau for Epilepsy (IBE) y la International League Against Epilepsy (ILAE) en el 30 º Congreso Internacional de Epilepsia en Montreal el 23 de junio.

Es un reconocimiento a contribuciones personales excepcionales en las actividades que promuevan la etiología de la epilepsia y tengan a su vez un impacto internacional.

Mathern fue reconocido por su importante labor en la mejora de la atención clínica de los niños tratados quirúrgicamente por epilepsia farmacorresistente.

Su grupo de colaboración de la UCLA ha estado a la vanguardia en la realización de investigación traslacional sobre tejido enfermo extirpado durante la cirugía en pacientes pediátricos. Este trabajo ha dado lugar a descubrimientos importantes sobre los mecanismos del proceso de la enfermedad y cómo se desarrollan las convulsiones.

Su grupo también ha publicado más de 100 artículos en una amplitud de temas como los resultados a largo plazo quirúrgicos, tras hemisferectomía.

Su laboratorio ha patrocinado investigadores post-doctorales y otros académicos y ha colaborado en el desarrollo de programas de cirugía de la epilepsia de niños en Brasil, India, China y Taiwán.

Mathern también trabaja con organizaciones sin fines de lucro para promover la investigación y el cuidado de la epilepsia como la Encefalitis de Rasmussen (RE) Proyecto de Niños, la Fundación Hemisferectomía, el Proyecto de Recuperación del Cerebro y es miembro de la junta asesora profesional de la Epilepsy Foundation of America.

Mathern es desde ahora jefe de la revista Epilepsia.

Encuentro multidisciplinar en torno a la neurooncología

Un encuentro multidisciplinar en torno a la neurooncología, pueda dar cobijo a investigadores básicos, neurólogos, neurorradiólogos, médicos nucleares, neurocirujanos, oncólogos radioterápicos, oncólogos médicos y neuropatólogos.

Existen en la actualidad múltiples grupos trabajando en este terreno y dada la dispersión existente es muy difícil asistir a todas las reuniones organizadas, y más en una época de crisis.

Puede ser interesante reunir todos los grupos que trabajan en torno a la Neurooncologia del 9 al 11 de octubre de 2013, en una reunión a escala nacional en la que todos los interesados en neurooncología compartan inquietudes y proyectos, presentes y futuros.

http://www.emno2013.com/