Diseñan dispositivo que mide estabilidad columna vertebral

Neurocirujanos del Hospital Universitario de Canarias han diseñado un dispositivo que por primera vez mide la estabilidad de los segmentos móviles de la columna vertebral, lo que puede ayudar a ahorrar costes en prótesis y cirugía y disminuir errores en tratamientos lumbares y cervicales.

La herramienta consiste en una pinza distractora dinamométrica que mide la estabilidad del disco intervertebral, vértebras adyacentes y el complejo músculo-ligamentoso que las articula durante una cirugía espinal estándar lumbar o cervical, y ha sido desarrollada por el neurocirujano Luis Pérez Orribo.

El neurocirujano ha basado en este trabajo su tesis, que dirigió el jefe de servicio de este área en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), Víctor García, y que ha sido galardonada con el premio extraordinario de doctorado de la Universidad de La Laguna.

Ambos presentaron este viernes en rueda de presente esta herramienta junto al gerente del HUC, Eduardo de Bonis, y Luis Pérez, que ha trabajado en su desarrollo durante más de cinco años, indicó que la idea le surgió al plantearse durante una operación la necesidad de contar con algún método que permitiera a los cirujanos decidir de forma objetiva si en un determinado paciente es necesario llevar a cabo un procedimiento de estabilización vertebral.

Este procedimiento puede ser de fijación vertebral o dinámico, como ligamentos artificiales y dispositivos interespinosos, entre otros.

Para el desarrollo de esta herramienta el HUC ha contado con la colaboración de ingenieros de la Facultad de Física de la Universidad de La Laguna (ULL) y del Instituto de Astrofísica de Canarias para su fabricación en un torno de precisión.

Posteriormente se llevó a cabo una prueba de viabilidad en el Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina y la validación biomecánica se realizó en el laboratorio de biomecánica de columna del Instituto Neurológico Barrow de Arizona.

Víctor García explicó que el dolor lumbar y ciático de origen vertebral es la principal causa de consultas en su área, la segunda en cuanto a bajas laborales -tras las enfermedades respiratorias- y se calcula que todas las personas padecerán a lo largo de su vida al menos un episodio de dolor lumbar.

Esto repercute en el gasto sanitario además de en la calidad de vida de los afectados y Víctor García precisó que más de 500 pacientes son operados cada año en el HUC por patologías raquídeas, aunque puntualizó que sólo el 10 por ciento de los pacientes necesitan pasar por quirófano.

En ocasiones la cirugía fracasa precisamente por la falta de precisión a la hora de medir estos segmentos móviles vertebrales, con lo que el diseño de este dispositivo supone la primera herramienta quirúrgica diagnóstica diseñada para determinar de forma segura, exacta y fiable el grado de estabilidad o rigidez del segmento móvil lumbar.

El servicio de Neurocirugía del HUC, tras su aprobación por el comité ético del hospital, ha realizado una prueba clínica inicial del dispositivo en treinta pacientes con resultados “muy prometedores”, dijo Luis Pérez, lo que ofrece la posibilidad de “diagnosticar el grado de inestabilidad y adelantarnos al tratamiento”.

El método que se emplea actualmente para decidir si se fija un segmento vertebral o no es el de pinzar las vértebras, que puede ser válido si se basa en la experiencia del cirujano y por lo tanto es algo “subjetivo” que puede acarrear problemas en el futuro para el paciente, ya que hay que corregir entre un 10 y un 15 por ciento de las cirugías que se realizan.

Este nuevo dispositivo del HUC puede ahorrar dolor al paciente y nuevas cirugías, subrayó Luis Pérez, ofrece además la posibilidad de diseñar un tratamiento “customizado” y evitará intervenciones innecesarias y bajas laborales.

El equipo de neurocirujanos del HUC proyecta seguir avanzando en el prototipo para lograr un diseño más compacto y capaz de realizar mediciones inalámbricas en el quirófano, aunque Pérez preciso que su formato actual es cómodo de usar por parte del cirujano y no aumenta el tiempo quirúrgico, además de ser seguro para el paciente

Leave a Reply