Teólogos y neurocirujanos reconocieron la inexplicable y rápida recuperación de un paciente

Fue completamente sobrenatural“, afirmó el médico que atendió al paciente brasileño recuperado de una mortal enfermedad gracias a un supuesto milagro atribuido a la madre Teresa de Calcuta.

El cirujano José Augusto Nasser, quien firmó el relato presentado al Vaticano para considerar la recuperación “inexplicable” como un milagro intermediado por la fallecida religiosa, declaró que “el absceso cerebral múltiple tiene mortalidad muy alta”.

La madre Teresa de Calcuta será proclamada santa en septiembre del próximo año, en el que será uno de los eventos más significativos del Jubileo extraordinario que el papa Francisco quiso dedicar a la misericordia, de la que la monja de origen albanés era un gran ejemplo.

El papa Juan Pablo II, gran admirador de la labor de la madre Teresa de Calcuta, fue quien en diciembre de 2002 aceleró el proceso de beatificación de la monja al promulgar en una misma sesión los decretos por los que se reconocían las virtudes heroicas y un milagro por la intercesión de la religiosa.

El milagro se produjo en 2008 en un hombre brasileño, que estaba en fase terminal por graves problemas cerebrales y salvó su vida después de que su mujer pidiera la intercesión de la beata a un sacerdote en la ciudad de Santos.

El sacerdote Elmirán Ferreira, devoto de la religiosa albanesa, le entregó a la esposa del enfermo una medalla de la Madre Teresa y ella la puso debajo de la almohada de su marido hospitalizado y con un delicado diagnóstico.

Antes de llevar al paciente al quirófano, Nasser se encontró al paciente sentado, asintomático, despierto, perfectamente consciente y preguntándose qué hacía ahí.

Teólogos y neurocirujanos reconocieron la inexplicable y rápida recuperación del paciente, cuya hidrocefalia y abscesos desaparecieron en pocas horas.

Leave a Reply