El neurocirujano Fukushima negó haber atendido al Papa

“Se escribieron tantas mentiras, nunca curé al Papa. Me encontré con él sólo una vez y no creo que se acuerde de mí”, afirmó Fukushima.

El neurocirujano japonés Takanori Fukushima denunció “tantas mentiras” en la información de la supuesta consulta del papa Francisco por un tumor benigno, informada por el periódico italiano Quotidiano Nazionale (QN).

“Se escribieron tantas mentiras, nunca curé al Papa. Me encontré con él sólo una vez y no creo que se acuerde de mí”, afirmó Fukushima.

Así, rompió su silencio, desde su casa estadounidense en Raleigh, en Carolina del Norte. En la conversación,  no ocultó cierto estupor y sorpresa ante “la sobre-exposición mediática inesperada” que vivió en estos días, ante la información que revolucionó a muchos.

Expresó su sorpresa de ver su nombre en todas partes (“incluso en la CNN”), y no por razones académicas o científicas.

“Yo no hablo italiano -añadió-, tal vez el malentendido nació en una operación que hice a una persona de apariencia física y edad similar a la del Papa, con un nombre que sonaba parecido.

La réplica de QN no tardó en llegar. “El profesor Fukushima se tomó tres días para negar la historia que nosotros hemos dado. Quotidiano Nazionale informó que fue llamado al Vaticano para una consulta, no para realizar una acción, y eso no implica que el médico haya curado al Santo Padre”, afirmó el director de la publicación, Andrea Cangini.

Fukushima, durante una conversación con la agencia de noticias ANSA, confirmó las dos visitas al Vaticano, de hecho las describe en su blog, en octubre de 2014 y en enero de 2015, pero agregó que su llegada en helicóptero, como describió QN, no es verosímil.

También especificó que el propósito de su misión en la profesión es hacer todo lo posible para salvar el mayor número de pacientes (“Yo trabajo incluso con personas pobres”, destacó) y recordó que el trabajo que realizó con tres prelados fueron el motivo del reconocimiento que recibió en 2010 de Benedicto XVI: un pergamino con el retrato papal y la “bendición apostólica”.

“Italia es mi país favorito entre los diez a los que suelo viajar en Europa”, para operaciones y consultas de diversa índole, aseveró luego. Admitió su “amor” por ese hermoso país, del que dijo apreciar el estilo de vida y sus autos deportivos. Tal como aparece en su blog, donde elogia un Ferrari California y un F458 Especial.

“Durante mi estancia (en Italia y otros países, ndr), trato de enseñar nuevas técnicas de cirugía, menos invasiva y más útil a los pacientes”, indicó.

El tiempo que puso a disposición de la entrevista llegó bastante rápido a su fin. No hubo explicación para la foto con el papa Francisco retocada (publicado y luego retirada de su blog) y tampoco hizo comentarios de su participación en la investigación en Salerno por presuntos sobornos para alterar el orden en las listas de espera de pacientes.

Leave a Reply