El Jefe de Neurocirugía del Hospital de Albacete apuesta por aumentar la inversión en el actual hospital antes que construir uno nuevo

El  neurocirujano Vicente Calatayud critica “el cierre de camas, las operaciones fuera de Albacete, la falta de dotación técnica, el escaso personal y la dotación instrumental”. Insiste en que mejorando esto no haría falta un nuevo Hospital en Albacete, suponiendo un ahorro.
Afirma que “la categoría la dan los profesionales y lo que se invierte en ellos”
Señala que “hemos pasado de una época, según los distintos políticos, del despilfarro al ahorro total, una época en la que los médicos éramos unos gandules, dormíamos en las guardias, solo operábamos por la tarde por dinero, a trabajar gratis en las famosas “cospetardes”, como todos denominan a las famosas tardes quirúrgicas que implantó el partido que parece ser abandona el poder”
Pide que los políticos “se dejaran asesorar por profesionales que entienden de lo que hablan, de lo que trabajan, de las necesidades reales de su región y no de profesionales que están en despachos ajenos al mundo real de la medicina, como ha ocurrido con los últimos consejeros, directores generales y gerentes del Sescam”.

El Jefe de Neurocirugía del Complejo Hospitalario de Albacete, Vicente Calatayud, se ha mostrado crítico con la gestión sanitaria de los últimos ejecutivos de la Junta de Castilla-La Mancha, afirmando que “No podemos decir que las últimas andaduras de los políticos en nuestra región, desde el punto de vista sanitario, hayan tenido mucho acierto”. Así lo expresa en un escrito titulado ‘Reflexiones desde un Quirófano”.

Este documento es redactado, según informa el propio Calatayud, al terminar de intervenir una urgencia, “un hombre joven con un tumor cerebral, hemos informado a la familia, y estamos terminando de rellenar algunos de los formularios que justifiquen nuestra actividad y nuestros gastos…y no puedo dejar de pensar que estamos en un momento crítico, en espera de pactos, pactos que harán que esta maltrecha sanidad vaya por unos o por otros derroteros, o sencillamente sea algo más de lo mucho que poco a poco en este país se va deteriorando sin que nadie haga nada”.

Vicente Calatayud afirma que “hemos pasado de una época, según los distintos políticos, del despilfarro al ahorro total, una época en la que los médicos éramos unos gandules, dormíamos en las guardias, solo operábamos por la tarde por dinero, a trabajar gratis en las famosas “cospetardes”, como todos denominan a las famosas tardes quirúrgicas que implantó el partido que parece ser abandona el poder”.

Calatayud pone como ejemplo la puesta en marcha por parte del anterior ejecutivo socialista de los hospitales de Almansa, Villarrobledo y Tomelloso, que califica de “un desastre sin precedentes”, aunque también se muestra crítico con los ‘populares’ al señalar que los que “parece ser se van, nos han dejado los hospitales desmantelados. Cierre de camas, contratos basura, por horas, por días, por meses, sin que sustituyan bajas, jubilaciones, a pesar de la demanda asistencial , que persiste y no mengua con las jubilaciones. Puesta en marcha de quirófanos fantasma, con poco rendimiento por falta de dotación humana y de material”. El Jefe de Neurocirugía también critica las operaciones realizadas fuera de Albacete, aseverando que “no vamos a mencionar el ir y venir de nuestros pacientes a las comunidades colindantes para intervenirse de dios sabe qué y en qué condiciones, y cómo vuelven a sus domicilios y quién realiza sus controles. Todo aquel que trabaja en el ámbito sanitario sabe de qué hablo”.

La propuesta de construir un nuevo Hospital en Albacete “con todas sus especialidades” del candidato socialista a la presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, también despierta la crítica del prestigioso neurocirujano. Calatayud afirma que “quizás y solo quizás, el señor García Page desconoce que en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete tenemos casi todas las especialidades, excepto cirugía cardiaca. Quizás desconozca que más que un hospital necesitamos dotación técnica, solo hay una RMN, nuestros aparatos de rayos son obsoletos, la dotación de instrumental en quirófano es precaria, obsoleta, falta personal, dotación humana…todos eso es mucho más barato que hacer un hospital. Le invitaría a visitar el Mount Sinai Hospital, el edificio no es más joven que el nuestro; se fundó en 1852. La categoría la dan los profesionales y lo que se invierte en ellos, en la tecnología…etc”. Es por ello que Calatayud asegura que “quizás y solo quizás sería bueno que se dejara asesorar por profesionales que entienden de lo que hablan, de lo que trabajan, de las necesidades reales de su región y no de profesionales que están en despachos ajenos al mundo real de la medicina, como ha ocurrido con los últimos consejeros, directores generales y gerentes del Sescam”.

Leave a Reply