El neurocirujano Antonio Huete cambia el quirófano de Torrecárdenas por Togo

Antonio Huete trabaja como neurocirujano en el hospital Torrecárdenas. El verano pasado viajó a Togo, donde lejos de sus pacientes habituales y de los recursos materiales y de infraestructura de Almería, se convirtió en el primer neurocirujano que operaba en el hospital San Juan de Dios, de la ciudad de Afagnan.
Lejos de sentirse desbordado por la cantidad de trabajo y la ausencia total de medios, África le enganchó y volverá en abril. Esta vez con el apoyo del servicio de ayuda humanitaria del complejo hospitalario almeriense, lo que se traduce no sólo en quince días de trabajo en Togo, sino también en material quirúrgico que llevará al país africano.
De su primera visita asegura que aprendió más de lo que pudo enseñar y de la que ya prepara confía en desarrollar no sólo una labor de cirugía propiamente dicha,sino también de formación de otros médicos.
“Tienen muchísimas ganas de aprender”, insiste este granadino de 38 años que lleva 6 viviendo en Almería. En su mochila a Togo no sólo se va a llevar muchas ganas de echar una mano, sino también su formación como neurólogo.
El año pasado se convirtió, sin pretenderlo, en el primer médico que practicaba la neurocirugía en el hospital de Afagnan. Allí nunca antes se había operado una espina bífida, dice.
Ahora, en otra zona más septentrional del país (zona de sabanas), estará acompañado por médicos de Murcia y la Comunidad Valenciana. Entre todos tratarán de llenar las muchas ganas que tienen en Togo de “absorber lo que llega de fuera con el mayor de los entusiasmos”.
“Algo que sería imposible sin el apoyo del jefe de neurocirugía, José Masegosa, y de todos los compañeros, además, de los responsables del hospital”, insiste este médico que ya sueña con África.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.