Avances en el uso de células madre

Expertos en neurocirugía han presentado hoy avances en el uso de células madre para acabar con el dolor lumbar, con tratamientos individualizados y técnicas mínimamente invasivas, que reducirían molestias a los pacientes.

El doctor Francisco Villarejo ha explicado, en una rueda de prensa, que el tratamiento “biológico” ofrecería una solución para las personas que presentan un dolor crónico en la columna asociado a una enfermedad degenerativa, como la artrosis de columna o la hernia discal, que no cede con analgésicos, antiinflamatorios ni microcirugía.

Para ellas, los estudios se centran en el cultivo de células de la médula ósea que se inyectarían en el disco intervertebral afectado con una “pequeña punción” y en el uso de las células del cartílago, condrocitos, que permitiría que los pacientes reciban autoinjertos y regenerar así el cartílago del disco dañado.

Esta técnica, que ha tenido éxito en 10 pacientes de Barcelona y en 300 a nivel mundial, podría ser implementada en los hospitales madrileños “el año que viene”, según Villarejo.

Para las fracturas vertebrales, relacionadas con la osteoporosis, común entre la población femenina mayor de 65 años y asociada a fracturas vertebrales, los avances se basan en la introducción de cemento óseo en la vértebra rota y en los implantes de titanio, que presentan un gran potencial.

Según ha explicado el doctor Marcelo Budke, las fracturas, que antes se hacían con cirugía abierta, desde hace diez años pueden hacerse con técnicas percutáneas que se pueden aplicar a personas de cualquier edad y que permiten al paciente “levantarse y caminar al día siguiente”.

El doctor Fernando Carceller ha explicado la “revolución” en los tumores que aparecen en la médula, que se podrán abordar con nuevas técnicas “de mayor precisión, rapidez y seguridad para los pacientes”, como la microcirugía, y que no solo acabarían con el tumor sino que también “mantendrían la estabilidad de la columna y corregirían deformidades”.

Los tumores en la médula son más frecuentes en niños y jóvenes, mientras que los de las meninges se dan más en edades intermedias y los que aparecen en las estructuras óseas son más prevalentes en personas de avanzada edad, según los especialistas.

El dolor de espalda es una de las molestias más frecuentes en los países desarrollados, que afecta a más del 80 % de la población y que puede provocar ansiedad, cuadros depresivos y alteraciones en el sueño a quienes lo padecen.

Leave a Reply