La falta de auxiliares provoca que los enfermos de neurocirugía tarden más en ser atendidos

La escasez de personal sanitario que sufren los hospitales públicos no hace distinciones y afecta a todas las especialidades. En el caso de la planta de neurocirugía de Carlos Haya, sólo hay dos auxiliares de enfermería por turno para atender hasta a veinte pacientes, según denunció ayer a este periódico el delegado sindical de Comisiones Obreras en el citado centro hospitalario, Juan Antonio Torres. Esa circunstancia provoca que los pacientes tarden más en ser atendidos a la hora de lavarlos, cambiarlos de ropa, moverlos de postura o darles de comer, retrasos que no son imputables a los trabajadores sino a la falta de personal. La situación se agrava especialmente cuando las veinte camas están ocupadas.

«Dos auxiliares para atender hasta a una veintena de enfermos es una cifra a todas luces insuficientes. CC OO considera que la dirección de Carlos Haya tiene que tomar medidas urgentes para resolver esas carencias y poner un refuerzo. Los profesionales no dan abasto, hecho que repercute negativamente en los pacientes, significó Torres.

La planta de neurocirugía cuenta con doce camas normales y ocho de aislamiento. En estas últimas se ingresa a enfermos que tras la operación a la que han sido sometidos contraen algún tipo de infección que obliga a su aislamiento.

La mayoría de los pacientes intervenidos quirúrgicamente por los neurocirujanos tienen un grado muy grande de dependencia. «Son personas a las que operan de dolencias complejas de la cabeza y que requieren luego un seguimiento muy pormenorizado. En un 95 por ciento de los casos, esos pacientes no pueden valerse por sí solos y dependen de los auxiliares para cuestiones tan importantes como la higiene, darles de comer o cambiarlos de postura en la cama», reflejó el delegado sindical de CC OO en Carlos Haya.

Torres subrayó que tendría que haber tres auxiliares por turno, igual que hay tres enfermeros. «Parece que a los responsables del hospital les da igual esta situación, puesto que no hacen nada para corregir la deficiencia», comentó el sindicalista. Precisó que cuanto menos profesionales se encargan de atender a los pacientes, más riesgo hay de que estos sufran una enfermedad nosocomial (las que se contraen el hospital).

Por su parte, fuentes oficiales de Carlos Haya indicaron que las necesidades de los pacientes encamados en neurocirugía están cubiertas. Añadieron que los recursos humanos se utilizan en función de las necesidades. Según dijeron, la planta estaba ayer al 80 por ciento de ocupación.

Fuente:http://www.diariosur.es/v/20131122/malaga/falta-auxiliares-provoca-enfermos-20131122.html

Leave a Reply