¿Bifosfonatos en degeneración discal?

El alendronato, es uno de los bifosfonatos de segunda generación, primer fármaco que no sólo previene la pérdida de hueso sino que origina su endurecimiento. Se trata de un potente inhibidor de la resorción ósea, pero a diferencia del etidronato (bisfosfonato de la primera generación) no inhibe la mineralización ósea.

El alendronato es el bisfosfonato más estudiado en el tratamiento de la osteoporosis post-menopáusica.

Incrementa la densidad mineral ósea en la columna y en la cadera, y reduce la incidencia de fracturas vertebrales y periféricas en torno a un 40-50%. Se administra de manera continua, bien en una dosis diaria de 10 mg, o bien en una dosis semanal única de 70 mg. La administración semanal resulta evidentemente más cómoda que la diaria y presenta una mejor tolerancia digestiva, siendo los efectos secundarios similares a los observados en los sujetos que reciben placebo.

Puede influir en el metabolismo de la matriz extracelular mediante la modulación de la expresión de MMP-1, MMP-3, MMP-13, agrecano y de tipo I / II de colágeno, todos los cuales teóricamente actúan de forma sinérgica como protector de la degeneración discal.

Cuando los médicos se enfrentan a pacientes que preguntan si hay alguna medicina que ayuda en la salud de los discos, nos encontramos perdidos.

A pesar de que los resultados de laboratorio no se correlacionan con los resultados clínicos en seres humanos, puede proporcionar una base para futuros ensayos que investigen los beneficios de los bisfosfonatos

Tal vez un día, los médicos contarán bifosfonatos en su arsenal de medicamentos que ayudan a la enfermedad degenerativa del disco 1)

1) Gologorsky Y, Chi J. Bisphosphonate therapy for degenerative disc disease? Neurosurgery. 2013 Oct;73(4):N12-3. doi: 10.1227/01.neu.0000435113.33768.2d. PubMed PMID: 24051711.

Leave a Reply