La Sociedad Andaluza de Neurocirugía revisa los últimos avances en el tratamiento de la hidrocefalia

Alrededor de 60 especialistas se han reunido entre este jueves y este sábado en Córdoba en el marco del XXIX congreso de la Sociedad Andaluza de Neurocirugía, en el que han abordado los últimos avances que se han incorporado en los dispositivos implantables que se usan para tratar la hidrocefalia.

En concreto, según ha informado en una nota la Delegación del Gobierno de la Junta en Córdoba, los participantes en esta reunión se han centrado en analizar “en profundidad” los dispositivos que se implantan en los pacientes de esta patología con la finalidad de corregir este problema.

Para ello, cuatro ingenieros procedentes de Europa y Norteamérica han explicado a los especialistas que han asistido al congreso el manejo y funcionamiento de los nuevos sistemas que se emplean en la cirugía de la hidrocefalia.

El director de la Unidad de Gestión Clínica de Neurocirugía y Neurofisiología del Hospital Reina Sofía, Jesús Adolfo Lozano, ha explicado que el método más común para llevar a cabo este tipo de intervención es “la implantación de un sistema de derivación del líquidocefalorraquídeo desde el cerebro hasta el corazón o el abdomen, donde se reabsorbe y se elimina con la orina”.

No obstante, el doctor Lozano ha apuntado que otro sistema que también se usa, aunque con menos frecuencia, es la neuroendoscopia, que permite llegar al cerebro a través de un endoscopio que logra realizar una apertura por la que se expulsa el líquido y se recupera la circulación con normalidad.

Los profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Neurocirugía y Neurofisiología del Hospital Reina Sofía intervienen cada año a alrededor de un centenar de pacientes, entre niños y adultos.

De igual modo, los asistentes al congreso han presentado más de una veintena de comunicaciones orales en las que se han abordado los distintos tipos de hidrocefalia y los nuevos dispositivos para tratarlas, entre los que destacan especialmente las válvulas programables, que se acomodan a la presión craneal que precisa el paciente.

Leave a Reply